Derechos Humanos

Derechos Humanos

“Los Derechos Humanos son aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna, sin distinción alguna de etnia, color, sexo, idioma, religión, orientación sexual, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición  económica, nacimiento o cualquier otra condición”

La defensa de los Derechos Humanos comienza por el conocimiento de los mismos y continúa con su divulgación.

Lamentablemente los Derechos Humanos son, hoy por hoy sólo aplicables por obligación jurídica en aquellos países que suscriben los Pactos Internacionales por los Derechos Humanos y sus protocolos. En este sentido, protocolos como el “Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional por los DDHH”, relativo a la abolición de la pena capital, no ha sido firmado por países tan representativos de la primera linea internacional como la República Popular de China, Estados Unidos, Japón o Irán.

Que los pueblos de todo el mundo entiendan y conozcan que los DDHH es el primer paso para que los reclamen. Entender que la Declaración de los Derechos de la Humanidad no es algo culturalmente impuesto si no que está redactada para su aplicación homogénea sobre todas las culturas es una labor para la que se necesita mucho más trabajo del que se realiza actualmente. Defender los DDHH no supone ser en ningún caso partidario de otra causa que no sea el humanismo en sí.

La permisibilidad de acciones contrarias a los DDHH por países “amigos” debiera ser intolerable incluso jurídicamente por aquellos países suscritos a los PIDDHH, sin embargo es fácilmente verificable comprobar cómo prevalecen otros intereses políticos y económicos y cómo, igualmente, los ciudadanos de estos mismos países firmantes tampoco exigen de una manera directa y clara, inviolable, otras actitudes, ya sea por conformidad o por no ser conscientes que no defender los Derechos de todo Humano los hace cómplices de la falta de ellos y de la paulatina pérdida de los propios.

Por todo ello, apostar por los Derechos Humanos, debiera comenzar por el conocimiento y la divulgación de los mismos y por la conciencia global que siendo unos derechos redactados para toda la humanidad en su diversidad, esta misma diversidad humana ha de hacernos conscientes de la necesidad de luchar por su universalidad.

Libertad, Igualdad y Fraternidad siempre son palabras llenas de sentido.

DDHH

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: